Cumberbatch platica con el Radio Times sobre Parade’s End y su ascenso a la fama.


Gracias a Dulce C. por la traducción de este interesante artículo sobre Benedict Cumberbatch que apareció en la edición impresa de Radio Times en la tercera semana de agosto del 2012. Entrevista a cargo de Decca Aitkenhead.

Sherlock catapultó a Benedict Cumberbatch al súper estrellato y la propiedad más candente de Hollywood se está divirtiendo.

RT 2012Benedict Cumberbatch está sorbiendo lo que sospechosamente parece té verde, la opción de bebida para las grandes estrellas de Hollywood, quienes toman su salud –por no mencionar “a sí mismos”- muy seriamente. Por un preocupante momento, me pregunté si la estrella de Sherlock se nos volvió demasiado L.A. (Los Ángeles).

“¡No!”, se ríe. “No, sólo estoy siendo bueno hoy. De hecho… tú sabes”, agrega felizmente. “L.A no es tan abstemio. Hay mucha más bebida y fiestas ocurriendo de las que pensé que habría. Todo es acerca de los extremos en ese lugar, obtienes lo peor de todos los excesos –la cosa del impulso a la salud, demasiada indulgencia, uso recreativo de drogas, de todo. ¡Es el paraíso!”

Desde que el éxito de la serie Sherlock transformó al actor en una superestrella hace dos años, él ha aparecido en las películas nominadas al Oscar (War Horse y Tinker Tailor Soldier Spy). Ha pasado la primera mitad de este año en Los Ángeles, filmando la secuela del éxito de taquilla, StarTrek; está apunto de dirigirse a Nueva Zelanda para hacer El Hobbit; y ha inspirado un seguimiento global de fans que lo adoran y que se han hecho llamar en Twitter como “Cumberbitches”. Pero el actor de formación clásica, también dio una actuación ganadora de un premio Olivier en Frankenstein sobre el escenario del Teatro Nacional de Londres, y esta semana aparece en la importante serie de época de la BBC, Parade’s End, una adaptación del cuarteto de novelas publicadas por Ford Madox en los años 1920’s.

Puede que Cumberbatch haya salido disparado a la estratósfera de las celebridades, pero sus pies permanecen firmemente en la tierra. Al inicio del verano, él dejó pasar la oportunidad de conocer a Andy Murray en la semifinal de Wimbledon –lo que debe hacer toda gran estrella– para poder audicionar para el protagónico de la obra de 1956 perteneciente a John Osborne, Look Back in Anger, en un teatro de Londres. “No me he vendido por completo”, sonríe.

Sin embargo, a sus 36, él se ha convertido, en lo que a esta industria le gusta llamar “hot”, así que me pregunto si él ha sentido que el estrellato ha tardado demasiado en llegar o él piensa, “¿cómo diablos me ha pasado esto a mí?”

“En realidad, ninguna de las dos. Tuve oportunidades de hacer cosas comerciales antes de Sherlock. Sólo he escogido, muy específicamente, qué es lo que quiero hacer”.

Antes de Sherlock, Cumberbatch estuvo gozando el ser aclamado por la crítica, si bien, no por una glamorosa carrera, apareciendo en series de televisión –Tipping the Velvet, Hawking, Small Island– apareciendo sobre el escenario del teatro Royal Court y el Nacional Theatre e interpretando papeles secundarios en, principalmente, películas británicas ­­–Atonement, Starter for 10, FourLions–.

 

“Para ser honesto, no tengo remordimientos, porque amo el camino que he recorrido. Estaba haciendo exactamente lo que quería hacer, haciendo adorables papeles y obteniendo el respeto de mis compañeros. Algunas personas dirían, ‘Oh, te amé en el Royal Court”, pero yo sólo estaba tomándolo muy tranquilamente”. Luego Sherlock sucedió y ya no pudo salir por su puerta principal sin ser asediado.

TIPPING“De la noche a la mañana. Me refiero a que fue extraordinario. Recuerdo estar muy asustado por todo lo de Twitter. Estaba esperando, literalmente, a alguien en un helicóptero con un reflector, descendiendo sobre mi casa. Era como, ‘¡Guau! El mundo entero de repente está interesado y un poco obsesionado’. Sólo porque estoy en mis treintas, no significa que lo extraño de ya no tener privacidad sea menor. No creo que importe si sucede cuando tienes 25 ó 55, es muy raro. Algo te es arrebatado de repente y es extraño”.

Cumberbatch es encantadoramente nada reservado y animadamente abierto, sería fácil olvidar la gran estrella que es, porque no hay nada de la cautela constante de un producto de Hollywood en su comportamiento. Él se encuentra en un momento particular de su carrera, en donde él es lo suficientemente exitoso para saber cómo es la fama del tipo que detiene el tráfico y causa alboroto. “Caminar por el centro de Londres un viernes por la noche, ya no está dentro de mi lista de cosas que hacer. Debo admitirlo”, pero no está todavía harto de eso, como para dejar de maravillarse.

“Es realmente bizarro. [Mi amigo] James McAvoy estaba caminando por Leicester Square y este tipo enorme lo levantó y lamió su cara. ¿Puedes imaginarlo? Y eso no fue… -agrega y empieza a reír- porque él es bajito y lamible. Él no tiene cabeza de paleta. Sólo fue porque sale en la televisión”.

Cuando Cumberbatch actuó en el escenario de Frankenstein, lo puso nervioso ver las mismas caras enfrente del escenario, noche tras noche. “Me decía, ‘Esto es extraño’. Y les dije eso, y ellos estaban mortificados. Yo dije ‘Vamos, miren, escúchenme como uno de ustedes. Porque estuve en la audiencia y me llegué a obsesionar acerca de unas cosas. Pero no entiendo esto’”. Dos jóvenes mujeres de China, vieron literalmente cada función. “Y les pregunté, ‘¿Cómo pueden permitirse el dinero y el tiempo?’. Y ellas sólo dijeron, ‘Oh, no importa. Te amamos’ ”.

Tom_Hanks__I_love_Doctor_Who___and_I_helped_make_Benedict_Cumberbatch_a_starCumberbatch no había estado preparado para su sorpresiva promoción al estatus de rompecorazones de Hollywood. En la pantalla, él tiene una cara que los críticos suelen describir como interesante, más no como hermosa –aunque en persona es mucho más atractivo de lo que me hubiera esperado, me recuerda a un joven Hugh Grant-. Me pregunto si será sensible al discutir el tema de la improbabilidad de convertirse un modelo de póster, pero en lugar de eso, se carcajea.

“Encuentro todo eso divertidísimo. Veo los mismos problemas que siempre he visto cuando me miro en el espejo, Y no voy ‘Oye Brad, que bien te ves hoy’ ”. Él besa burlonamente su imaginario reflejo, y sacude su cabeza. “No. Pero hay personas que están de repente locas por mi cara. Pienso, seriamente, viene con el trabajo, porque de todas maneras, si me pones en una fila con Brad y George y todos ellos, y pues dirías…”-pretende señalar a lo largo de la fila-, “Adorable, sí. Apuesto, sí. ¡Oh! El tipo que se ve extraño. Siguiente. Adorable, sí. Apuesto, sí…”. Se detiene y se ríe de nuevo. “¿Y por qué no deberías? Pero estoy bastante contento con eso, porque con suerte, me da un poco más de vida privada”. También significa que todavía puedo hacer personajes, sin que la gente diga “Oh, él está haciendo un Charlize Theron, está siendo hermoso interpretando un feo”.

En su vida personal, debe ser bastante extraño a sus 36, ver su atractivo sexual incrementado tan dramáticamente. “Bueno”, él está de acuerdo, “Te da un poco de impulso. Es agradable, te pavoneas un poco, es agradable. Pero piensa que, la realidad de… “¿Atraerías a cada hermosa mujer a la habitación cada noche?”. Nah. Ellas van hacia a ti y dicen “Oh… mmm, quizás”. El punto es que no puedo tomarlo en serio, porque todo es a través del filtro de ellas sabiendo más de mí, que yo de ellas. Así que… ¡yeah! es algo extraño. Es para ser disfrutado. He anotado más allá de mi liga este año. Y eso… -agrega tímidamente- “Eso se mantiene muy secreto”. Si tan sólo su yo de 15 años pudiera saber lo que viene. “Si tan sólo él supiera”.

Algunos hombres que se vuelven famosos, resienten el hecho de que el mundo de repente los trata como a un Adonis, cuando nunca fue así. “Yeah. Ese soy yo”, -bromea con ironía. “Odio el hecho de que soy un Sex Simbol. Maldita sea mi belleza y mi éxito…. No, lo encuentro tremendamente gracioso, de verdad que sí. Es un deleite. Lo soporto con una enorme sonrisa”.

La única cosa que le preocupa es encontrar su vida privada desplegada en los tabloides. “Si me divierto demasiado (con la atención), entonces hay más probabilidad de ser expuesto divirtiéndome mucho (con la fama), lo que me haría ver como una p****. Esa es una preocupación para mí. Me inhibe de ir ‘dah-dah-dah- ¡Vámonos de fiesta!’. Porque sabes que tu comportamiento va directo a algún blog o twitt o columna de chismes. Antes, con anonimato, no tenía que preocuparme de ese problema. Pero ahora… -agrega con una risa irónica).

Cumberbatch rompió con su pareja, la actriz Olivia Poulet, el año pasado. La pareja se conoció en la universidad y estuvieron juntos por 12 años, así que las especulaciones fueron que la relación no había podido soportar su nueva fama. De hecho, dice él, se había agotado ante de que Sherlock saliera, y el rompimiento no tuvo nada que ver con el trabajo. “Por mucho que la gente haya especulado, ‘Oh, es típico, es el primer amor acabando’, pues no, claro que no es así”. Por un raro y fugaz momento se ve molesto.

“Pero tú sabes, todos pueden interpretar los hechos y porque están obsesionados conmigo, ansían una narrativa”.

christopher-tietjens-1024Sin embargo, su vida se siente como un drama de dos partes –antes y después de Sherlock. “Sé que hay publico de Sherlock que verá Parade’s End” y saltará rápido diciendo, ‘¿Es esto realmente lo que Sherlock hizo después?’. Porque es verdaderamente un personaje diferente en un mundo completamente diferente”.

Adaptado por Tom Stoppard de las cuatro novelas de Ford Madox, Parade’s End; Cumberbatch interpreta a un angustiado aristócrata eduardiano. Taciturno y torturado, ciertamente –a diferencia de Sherlock- no habla a mil por hora. “No hay nada de esa vomitada mental hiper-articulada. Pienso que la gente dirá, ‘Bueno, ¿por qué querría hacer eso, porque no es nada como Sherlock?’ Y esa es exactamente la razón”.

Puede que su papel en Parade’s End no le ayude con el único asunto que parece molestarlo, dígase “Toda la cosa ricachona que va dentro del papel”. Ambos padres son actores, “No nací dentro de tierras o títulos, o con dinero o dentro del círculo del petróleo”- pero ellos lo enviaron a Harrow, y como consecuencia, dice que está siendo “castigado como un sollozante, rico, niñito de escuela pública, que se queja de obtener sólo papeles de rico”.

Como uno de los más talentoso, inteligentes y agradables actores que Gran Bretaña ha producido, no me sorprende que ni siquiera se moleste en devolver el ataque.

“Es demasiado predecible”, agrega con cansancio. “Tan doméstico y tan tonto”.

Sólo espero que no sea en serio cuando agrega, “Me hace pensar que quiero ir a Estados Unidos”.

Anuncios

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.