Etiquetas

,


Por Siobhan Synnot para The Scotsman 

De interpretar a un Sherlock Holmes contemporáneo al Villano de la película StarTrek, Benedict Cumberbatch no tiene miedo de ir a donde solo pocos han ido.

Es cerca de la medianoche y en una casa del norte de Londres dos niños duermen pacíficamente rodeados de sus regalos navideños, sin saber que un plan malvado se trama en su cocina. Cada tanto,uno de los conspiradores se asoma para verificar que los niños sigan fuera de combate antes de regresar al plan malvado.

KHAN

De todos los extras que incluye el DVD de StarTrek en la Oscuridad, la audición de Benedict Cumberbatch es la que parece más intrigante. Cuando el escritor y director JJ Abrams le pidió que grabara dos escenas, para probar su capacidad como en villano que trae el caos al USS Enterprise en su secuela de ciencia ficción, Cumberbatch despejó su agenda. Entonces, cuando no pudo encontrar un equipo de filmación durante las fiestas navideñas, hizo espacio en su iPhone y pulso el botón de grabar.

“Estaban literalmente golpeando a mi puerta, diciendo que, si bien se trataba de un día festivo en el Reino Unido, en LA se seguía trabajando, y yo tenía que enviar una cinta en ese momento”, recuerda. Finalmente, su mejor amigo, el actor Adam Ackland, ofreció su cocina como un estudio improvisado. “En el momento en que llegué, ya habían puesto a mi ahijado y su hermana a la cama, así que me puse en cuclillas bajo la mejor luz del techo, mientras la esposa de Adam, Alice, se equilibró sobre dos sillas para sostener mi iPhone, y Adam me daba las líneas fuera de cámara. Realmente ya tenían suficiente en su escenario sin este volátil actor en su cocina, eventualmente hicieron tres tomas de cada escena. Entonces me tomó un día de trabajo comprimir el archivo y enviarlo al iPad de JJ”.

¿Seguramente Abrams estaba muy impresionado con sus recursos tecnológicos para darle el papel enseguida? Cumberbatch ríe tristemente. “No porque resulta que él estaba de vacaciones. Yo estaba furioso.” Sin embargo, el 2 de enero un e-mail de Abrams llego: “¿Quieres venir y actuar?”

No muy Holmes

Holmes

Esta no es la primera vez que Cumberbatch se gana un gran personaje, después de coprotagonizar con ollas y teteras. Adicionó para el personaje de Sherlock Holmes en el departamento del productor, sobre el té y las galletas. “Pensé que había cometido un error al tomar la galleta porque eso no era algo muy  Holmes. Pensé que había perdido el papel por eso.”

El productor ejecutivo y escritor Steven Moffat estaba buscando reiniciar a Holmes en el Londres moderno, conservando el  espíritu del jactancioso detective con cerebro de sobra de Conan Doyle. La BBC lanzó la serie en el verano, usualmente tiempo de enterrar el drama. Es su lugar, fue una impresión armónica tanto aquí (Reino Unido), como en Estados Unidos.

El show es también el primer ejercicio de secrecía de Cumberbatch; pues se niega a ofrecer algún tipo de pistas acerca de cómo Holmes sobrevivió al salto de un edificio tan alto. Todo lo que sabemos es que hay una tercera temporada, que se está grabando actualmente en los alrededores de y que Cumberbatch está de regreso como Holmes“.

Abrams, sin embargo, toma clandestinamente la realización de películas y salvajes conjeturas de dimensiones galácticas, repartiendo detalles pequeños y opacos para penetrar en los sitios de chat en internet. Cumberbatch es el centro de la obsesiva decodificación de Star Trek, con foros de fans especulando si es una nueva versión de un viejo enemigo como Khan, o una mala semilla de la Academia de la Flota Estelar o algo aún más extraordinario.

Tres días después del correo electrónico de Abrams, conocí a Cumberbatch para que me platicara sobre su papel en la película War Horse. La noticia sobre su participación en Star Trek ya estaba en todos los sitios de internet y con los fans de la saga analizando su elección y las implicaciones de su minuciosidad vulcana. “Vamos,” le dije, “solo estamos nosotros en este cuarto. ¿Qué tipo de supervillano eres?” Cumberbatch me miro con ironía. “No puedo decir nada. Lamento ser frío contigo, pero hay abogados en los armarios.”

Gran demanda.

Mantener la discreción debe ser unos aspectos más difíciles del reciente ascenso de Cumberbatch. Tres años atrás cuando su película Third Star cerró el Festival de Cine de Edimburgo y Sherlock Holmes estaba en el estante, fácilmente hubiera podido ser indiscreto. Él acababa de montar a caballo y no había necesidad de guardar el secreto de que sus nuevas habilidades ecuestres eran para la nueva película de Steven Spielberg. Un narrador nato, platicamos largo y tendido sobre una audición para Madonna, quien tuvo problemas para trabajar su cámara de mano, de la filmación de Sherlock Holmes en el plató adyacente al de Doctor Who con Math Smith en Cardiff (“Hola Doctor,” ” Hola Sherlock”). También me dio su número de teléfono, por si necesitaba más entrevistas. Estoy seguro de que su número ha cambiado ahora.

Se ha vuelto más cuidadoso desde que una revista norteamericana dijo que él le había pedido a Johnny Lee Miller no hacer la serie Elementary, una serie norteamericana donde interpreta aun un ex heroinómano Sherlock Holmes en el Manhattan contemporáneo con el Dr. Watson interpretado por una mujer. Mentira, dice Cumberbatch, quien estaba particularmente molesto sobre la tergiversación de sus palabras, pues el había trabajado con Miller como Criatura y Creador en la puesta en escena de la versión de Frankenstein de Danny Boyle. Ni está molesto con Robert Downey Jr. o GuyRitchie por hacer dos películas de Holmes como un genio de las artes marciales de estilo victoriano. “Nuestro show tuvo un tipo de excursión escolar a la primera película,” dice. También se exasperó cuando se informó de que había menospreciado la serie Downton Abbey: “Tengo amigos y familia en ella. Mi padre estaba en el especial de Navidad, por el amor de Dios.”

Cumberbatch ha tenido gran demanda que está casi literalmente en todo por el momento. Luce un look rubio platinado como el fundador de Wikileaks JulianAssange, en una película llamada El Quinto Poder, estudió a los lagartos en el zoológico de Londres para dar voz y movimientos al dragón Smaug así como al Nigromante en El Hobbit, acaba de terminar una película con Michael Fassbender llamada Doce años de esclavitud, y se ha comprometido a ocupar el lugar de Leonardo DiCaprio para la película The Imitation Game sobre el brillante matemático británico Alan Turing.

WARHORSEsta sobrecarga de trabajo tendría a Sherlock Holmes golpeando los parches de nicotina y tocando música relajante, pero Cumberbatch que ha venido actuando un poco después que sus amigos y contemporáneos como James McAvoy, está determinado en aprovechar al máximo su nueva fama.

En su camino se ha hecho acreedor de admiradoras que se hacen llamar Cumberbitches, aunque piensa que es un término ofensivo, él prefiere “Cumberbabes”. Es posible que no sea el guapo tradicional, no hay otros nuevos líderes como Ben Whishaw y Rafe Spall, y sus seguidores parecen fieles y creativos. Hay foros de discusión, santuarios de Internet y ficción de aficionados sobre la casa de Holmes. Algo sobre la escena en el palacio de Buckingham en donde Holmes está desnudo excepto por una sabana parece haberlo establecido en el mundo como el detective más guapo. “Existen algunas extrañas combinaciones,” señala él cuenta-cuentos. Cuando interpretaba a Smaug en el Hobbit, de pronto había muchos dragones con bufandas azules volando alrededor.

“No se lo toma tan enserio”

Cumberbatch también ha estado volando entre Reino Unido, Estado Unidos y Nueva Zelanda. Desde que terminó amigablemente con su relación de doce años con la actriz Olivia Poulet, no ha tenido una novia estable en ninguno de estos lugares. Tres años atrás había señalado sabiamente que le gustaría ser padre antes de los 40 años, pero tener citas en público es todo un reto. Cuando fue a la Premiación de los Golden Globes por la serie Sherlock, llevo como invitada a su asistente personal Emily. Cuando los fotógrafos vieron a Cumberbatch entrando el auto con ella después de la ceremonia asumieron que era el nuevo capítulo en su historial romántico. “Todo llegó a un punto en el que literalmente no podía ver debido a los flashes. Pobre Chica, ni ella ni yo habíamos vivido esto antes. Estaban colgando del capo del coche.” El dato gracioso es que Emily es también la sobrina de Cumberbatch.

Tal vez el hecho de que pasó mucho tiempo haciendo papeles pequeños antes del gran Shelock, está determinado a no dejarse llevar por esta nueva fama. “Me siento muy halagado, aunque no me lo tomo muy enserio,” dice. “Es decir, aún tengo las mismas cosas extrañas. Tiene mucho que ver con los extraordinarios personajes que he interpretado y trato de mantener la perspectiva”.

Aun así, su correo puede ser un tanto sensacional: “Me han enviado las cosas más extrañas, pero el mejor fue un látigo muy grande con un corazón rojo al final. Así que fui a un programa de entrevistas y dije “me enviaron un látigo el otro día” y todos se sorprendieron. Cuando llegue a casa algunos amigos me llamaron llorando de risa, ellos lo habían mandado.”

Otra cosa que lo mantiene con los pies en la tierra es que ha visto los altibajos de la fama de primera mano. Como hijo único, su madre Wanda Ventham actriz de comedia que interpreto a la mamá de Cassandra en Only Fools and Horses y a la madre de Lesley Ash en Men Behaving Badly. Su hijo heredó sus amplios pómulos, su estatura de 1.82m de su padre, el actor Timothy Carlton. Ninguno de los dos quería que siguiera sus pasos y tenían la esperanza de que una costosa educación lo pusiera en un camino diferente. “Siempre me recalcaron lo incierto de su estilo de vida y por un tiempo pensé que podría ser un abogado después de ver la serie Rumpole of the Bailey.”

¿Qué tan lejos perseguí esto? “Me informé sobre la carrera en Oxbridge pero mucha gente me dio que los abogados nunca saben cuándo será su siguiente trabajo  o de donde vendría y que tendría que andar por todo el país y que era un trabajo muy duro. A mí me sonó un poco como a la actuación, así que me quede con eso”.

A los ocho años, estuvo internado en la escuela Brambletye en el oeste de Sussex. Sus padres tenían la esperanza de mantener su mente fuera de la actuación, pero fueron vencidos por la escuela Harrow, donde consiguió su primer papel en el escenario como Titania en El sueño de una noche de verano.

El avance decisivo se dio cuando interpreto al avaro Salieri en la producción universitaria de Amadeus. “Después de eso, estábamos en el auto y mi papá dijo: ”Eres mejor de lo que soy o de lo que podría ser” -lo que no era necesariamente verdad, porque él es un gran actor- te divertirás trabajando en esto.” Que era algo muy grande para que él lo dijera y un punto de inflexión emocional para mí, y lloré. Teniendo su bendición, he querido que se sienta orgulloso”.

“Cómo ser un Ganso”

Sus padres se quedaron con él durante la prolongada filmación de StarTrek. En el plató él formo una pequeña pandilla con Simon Pegg y Alice Eve, mirando televisión británica por cable y tomando el té. Pegg ya estaba familiarizado con el escenario de StarTrek como con el lugar de nacimiento de Scotty, pero Cumberbatch admite que estaba un poco más desentendido. “He visto casi todas las generaciones de StarTrek en la televisión y algunas películas, pero no era un aficionado,” dice. “De hecho nunca he estado obsesionado con nada, pero digo vine a parar aquí de la misma forma que lo hizo JJ, porque él no era un fan obsesionado de Star Trek para empezar”.

Desde que su personaje, John Harrison, ha sido descrito como un guerrero extraordinario y un arma de destrucción masiva” aumentó dos tallas, ingiriendo 4000 calorías por día. “Es como ser un ganso en engorda: comes cinco veces al día, más allá de tu apetito. Y para estar en forma también me ejercité dos horas al día con un entrenador. Pasé ser talla 38 a 42 en un mes.”

Cumberbatch, resulta no ser un nerd de ciencia ficción, es más como un nerd de ciencia real. Antes, en esta primavera, fue director invitado en el Festival de Ciencias de Cambridge. Es también un aficionado a la astronomía y cuenta a Stephen Hawking como amigo desde que interpretó al astrofísico en su juventud en 2004. “Él me dijo: “eres más guapo que yo; yo era más desaliñado que tu,” lo que no es verdad porque he visto las fotografías. Pero tiene un buen sentido del humor. Puede tomar un tiempo en hablar, pero cuando lo hace, es fantástico.”

En consecuencia, la mayor emoción de Cumberbatch en Star Trek no fue estar a bordo del Enterprise o probarse el traje, sino el rodaje en la Instalación Militar NIF (National Ignition Facility) en San Francisco. En la película aparece como la academia de la flota, pero su labor real de la instalación es ser el hogar del láser más grande del mundo. “Es donde Edward Moses intenta crear la fusión de hidrógeno disparando láseres a velocidades extraordinarias a través de varios lentes,”  dice Cumberbatch, hablando como ingeniero naval que ha encontrado un contrabando de cristales diluthium. “Si pueden dar con su objetivo del hidrógeno – que es la mitad del ancho de un cabello humano en esta enorme célula – que va a crear esta fuente de energía alternativa que podría alimentar San Francisco por un año con una explosión.

“Así que cuando llegamos en nuestros trajes con las cámaras, muñecos, plataformas y luces, había una gran combinación de gente, entre científicos y personas de la filmación donde tuvimos el maravilloso privilegio de estar ahí, y a ellos les encantó el circo que había llegado a la ciudad”.

Anuncios