IndieWire reconoce la extraordinaria interpretación de Cumberbatch en Patrick Melrose


Tras el estreno de Patrick Melrose, se ha publicado una gran cantidad de material sobre esta gran producción de Showtime, y muchos han elogiado el trabajo de Benedict Cumberbatch. Decidimos traducir para ustedes el reportaje de Anne Thompson de IndieWire porque se trata de un medio independiente y reconocido por su crítica. 

“Patrick Melrose”: De cómo Benedict Cumberbatch se convirtió en un experto en adicciones para ofrecer lo mejor de su carrera.

Una vez más, una estrella de cine ha perseguido a un gran personaje literario en una serie limitada de alta calidad, con excelentes resultados.

Patrick Melrose, la miniserie de cinco episodios de Showtime, no es solo una excelente adaptación a la pantalla de las cinco novelas de Edward St. Aubyn, sino que marca la mejor actuación de Benedict Cumberbatch hasta el momento. Mientras que algunos prefieren la nominada al Óscar, The Imitation Game, o su Sherlock, ganador de un Emmy, o su poco conocido papel en Parade’s End, también nominado al Emmy, se siente como que nació para interpretar a Patrick Melrose.

La estrella británica de 42 años, que se mueve fácilmente entre personajes que van de cómics como Doctor Strange de Marvel, hasta Sherlock de la BBC y el gran drama de Hamlet de Shakespeare, obtuvo su sexta nominación al Emmy (una de cinco para la serie) por su interpretación de un no muy funcional adicto a las drogas con repulsivos secretos familiares. La serie, escrita por David Nicholls (One Day) y dirigida por Edward Berger (Deutchland 83), es entretenida y conmovedora en la misma medida, gracias a la ejecución precisa de Cumberbatch. Lo hace perfecto.

“Esta fue una tarea más difícil que Parade’s End“, admitió en una llamada telefónica desde Londres. Cumberbatch llegó tarde a los libros que le recomendó su amigo Patrick Kennedy (War Horse), pero primero tuvo que sacar a Hamlet del camino. “Era un momento sensible”, dijo. Pero se quedó con Patrick Melrose.

“Estos libros son la mejor prosa del siglo XXI”, dijo. “Pensé que como dramas serían extraordinarios. Este hombre, increíblemente divertido y brillante, está muy dañado desde el inicio de su vida, y se vuelve suicida en su adicción a las drogas, psicológicamente destrozado, y aún así logra la salvación. Es una historia de esperanza, con grandes giros dramáticos, cambios de tono. Es un mejor espejo de las circunstancias extremas de la vida que muchas otras cosas”.

En 2014, Cumberbatch fue Nueva York a conocer a los productores y esposos Rachael Horovitz (Moneyball) y Michael Jackson (Civilizations), con los ojos borrosos por quedarse despierto toda la noche releyendo los libros. “Estaba desesperado por impresionar”, dijo. “Afortunadamente, nos promovimos mutuamente. Ellos me tenían en mente, fue una reunión encantadora”. El dúo también lo trajo como productor ejecutivo y pactaron con Sky Atlantic y Showtime.

Para Cumberbatch, producir fue divertido. “Puse bastante tiempo creativo y disfruté haciendo contribuciones”, dijo Cumberbatch. “Saqué mi nombre de la hoja de llamados para que el elenco y el equipo pudieran concentrarse en lo que tenía que hacer día tras día. Hubo un par de crisis, pero otros productores estaban cerca y los jefes de departamento ayudaron”. Aunque Cumberbatch vio los primeros cortes y pasó un tiempo en la sala de edición dando notas, “la edición final es de Edward Berger. Todos nos escuchamos mutuamente para entablar una conversación”.

¿Estaba Cumberbatch atraído por un personaje que sabía cómo retratar, o era un desafío muy grande? Ciertamente él no ha experimentado lo que atravesó Melrose. “Nunca sabes si puedes hacer algo”, dijo. “A veces puedes lanzarte a ti mismo: ‘Sé quién es esa persona, quiero hacerle justicia’. Ese no fue el caso con esto. El corazón del tema fue algo que pensé que de alguna manera sabía, pero quería ponerlo en la cabeza desde la perspectiva de este personaje único que sufrió demasiado en su extraordinario viaje de victimismo. Él fue un sobreviviente”.

Nicholls y Berger diseñaron cada uno de los cinco episodios para que su estilo fuera distintos. Convirtieron a Bad News, el segundo libro que se sitúa en los 80, en un primer episodio hilarantemente desgarrador, donde Melrose, de 22 años, llega a la ciudad de Nueva York para el funeral de su padre (Hugo Weaving), drogado hasta las entrañas en todo, desde metanfetaminas, heroína, cocaína y alcohol hasta los efectos parestésicos de la metacualona. Él termina arrastrándose por el piso como una foca chillona.

“El libro tiene un punto de vista tan subjetivo que hace que tu corazón lata más rápido”, dijo Cumberbatch. “Es una lectura difícil, una cámara de presión. Como actor, fue un increíble desafío vivir todo eso. Pero la satisfacción es muy rica”.

St. Aubyn es “un modelador inventivo de la ironía y el sarcasmo y el ingenio con propósito”, dijo Cumberbatch. “Incluso en los momentos más oscuros con Chilly Willy, cuando la horrible jeringa cae y pierde la vena, hay algo gracioso acerca de ver a un hombre pasar por el infierno. Es una horrible comedia negra, y si a esa situación le agregas lo que esas drogas le hacen psicológica y físicamente a alguien, es muy gracioso. A pesar de su mundanalidad y de lo que está tratando de hacer para terminar con su vida de una manera espectacular, hay inocencia en su desarrollo interrumpido”.

Foto: Justin Downing/SHOWTIME

Cumberbatch se convirtió en un experto en los efectos de diferentes sustancias controladas, sin experimentar él mismo. “El alcohol lo lleva a la peor forma de adicción, con delirium tremens y una peligrosa abstinencia”, dijo. “Yo había pensado que los opiáceos y la cocaína eran más difíciles de tratar”.

Cumberbatch exigió que los expertos en drogas fueran muy severos acerca de su desempeño para asegurarse de que todo salga bien. “Tratas de presionar demasiado, o demasiado poco”, dijo Cumberbatch. “Yo seguía pidiendo comentarios y honestidad”.

Ejecutar esos giros fue estimulante pero complicado. “Tienes que ser dramático”, dijo Cumberbatch. “‘Este es un momento serio’. O socavado con humor. Me encanta cómo la tragedia y el humor giran en una escena. No hay comedia que no tenga ritmos serios y ninguna buena tragedia que no tenga comedia. Ellos existen lado a lado”.

Le gustó intentar cosas nuevas, dándole a Berger muchas opciones en la sala de edición. “Es increíble cómo llega a ubicarse con muy poco preconcepto, pero es le encanta explorarlo de muchas diferentes maneras “, dijo Berger a IndieWire. “Le encanta experimentar y le encanta probar diferentes tomas. Y ninguna de ellas es el camino equivocado, todos se sienten bien. La inmensa energía y la inmensa variedad de ideas y la inmensa explosión de ideas. Fue maravilloso”.

Never Mind, el episodio 2, se remonta a 1967 y al joven Melrose en su tranquila villa familiar en el sur de Francia, donde cosas malas están sucediendo a puertas cerradas. Luego lucha a través de la recuperación e intenta manejar a las mujeres en su vida, incluida su madre, cada vez más loca (Jennifer Jason Leigh).

Interpretar a Melrose en episodios posteriores fue acerca de “desacelerar el frenesí y el caos y cómo contener físicamente todas las influencias”, dijo Cumberbatch. “El desafío fue equilibrar el humor contra algo mucho más sobrio, matizado increíblemente. Te encuentras con un hombre en el precipicio por haber abandonado lo único en lo que era bueno: tomar drogas. Está cumpliendo su destino: aburrimiento y hastío. Él no tiene un propósito”.

En el Episodio 4, Mother’s MilkEd, su madre está senil y quiere que Melrose le ayude a suicidarse. Afortunadamente para Cumberbatch, St. Aubyn estaba disponible para platicar mientras preparaba su papel. “Fue más fácil saber que la historia se basa en el alter ego, apenas disfrazado, del autor, que vivió mucho de lo que escribió”, dijo Cumberbatch. “Como Patrick Melrose tienes una audiencia inmediata para ser auténtico y presentar una historia. Su experiencia le habla a una gran parte de la sociedad que ha sufrido abusos o ha luchado contra la adicción”.

El actor admite que “tomó un pequeño préstamo” de St. Aubyn, a quien considera un amigo. “Teddy tiene una calidad de rectitud”, dijo. “Es aristocrático, cordial, accesible, no desagradable. Habla el inglés deliberadamente, articulando bellamente, con un acento de clase alta. Se apoya en una palabra para insistir en su sentido. Todo actor anhela ese fantástico material de referencia con semejante subtexto psicológico y profundas descripciones de monólogos internos y procesos de pensamiento. Él resume a un personaje en una línea, una relación en una página, el mundo entero en una novela”.

Anuncios

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.