Benedict Cumberbatch: Fanboy, fotobombardero, jinete en el circuito de premios


Benedict Cumberbatch se toma un tiempo para una charla relajada en Palm Springs, por Glenn Whipp
Fuente original: Aquí [Traducción libre de LouV]

Benedict Cumberbatch muestra su lado fanboy en una charla relajada en Palm Springs. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times)
Benedict Cumberbatch muestra su lado fanboy en una charla relajada en Palm Springs. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times)

29 de enero de 2015

Benedict Cumberbatch está cazando el sol. Fresco después de unas vacaciones paradisiacas con su prometida Sophie Hunter, y recién salido del sauna del hotel Parker Palm Spring, Cumberbatch está moviendo su silla de jardín en sentido de las manecillas del reloj alrededor de una hoguera en una fría tarde de enero. “Hoy no hay de qué avergonzarse”, dice Cumberbatch, vestido con pants grises y una playera vintage de Pink Floyd. “Voy a regresar a Inglaterra, que está como el Círculo Ártico. Necesito almacenar el sol ahora, de otro modo me dará raquitismo al momento de bajarme del avión”.

Cumberbatch aterrizó en Palm Springs junto con el resto del elenco de “El Código Enigma” para aceptar un premio por mejor ensamble en el Festival Internacional de Cine de Palm Springs. La película, una mirada a la vida de Alan Turing, el genio de Cambridge que dirigió al equipo que descifró el código Enigma que usaba la Alemania nazi para encriptar sus transmisiones de radio durante la Segunda Guerra Mundial, se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto en septiembre y recientemente obtuvo ocho nominaciones al Óscar, incluyendo mejor película y Cumberbatch como actor estelar.

Nos movimos junto con el actor de 38 años mientras desplazaba su silla para dar cuenta de la luz agonizante y hablaba sobre su ajetreada travesía entre Toronto y Palm Springs.

Te ves mucho más relajado que cuando te vimos en Toronto.

Fue en verdad una empinada cuesta hacia Navidad, simplemente de locos, terminando “Ricardo III” [que saldrá en la serie de la BBC “The Hollow Crown”], alistándome para las vacaciones, yendo aquí y allá viendo varias familias. Esa fue una gran iniciación esta Navidad. Se abre todo un mundo nuevo. Y entonces pudimos simplemente respirar, estar en el presente, estar en un lugar, sólo relajarse y… [Cumberbatch se inclina hacia adelante y baja su voz a un susurro entusiasmado]. ¡Es Robert Duvall! ¡Wow! [Duvall, también en Palm Springs para el festival, camina por una vereda a unas 20 yardas de distancia].

No he conocido a ningún actor que no lo idolatre. ¿Ya lo conociste?

Es uno de los maestros. No lo he conocido. Me encantaría.

¿Quizá esta noche en la gala?

Como fan, sí, sólo para tocar el dobladillo del traje. Pero al mismo tiempo, para obtener un momento significativo, tienes que estar lejos del circo. Por eso he disfrutado las mesas redondas entre actores en las que he estado en todo este estruendo (ROAR). Puedes tener una conversación que fluye libremente sobre cosas de actuación.

¿Has aprendido algo de esas conversaciones?

Bueno, tienes ese momento en el que conoces a tus héroes, e inicialmente, son como “otra onda”. Y luego el terreno común de lo que hacemos para ganarnos la vida borra eso. Lo mejor de este trabajo es que rompe clases y edades y sexos y razas y trasciende esas cosas. Nunca eres una persona. Siempre eres parte de un equipo.

Por eso me encanta este premio que recibiremos esta noche. Es un gran pretexto para juntarnos y reír. [Viendo alrededor del amplio terreno]. Que nos coloquen en un lugar con un campo de críquet ahí y una hoguera acá. Más tarde en la noche, podemos ponernos un poco salvajes. Quizá quemar algunas notas como lo hicimos al final de “El Código Enigma”.

Invita a Robert Duvall a que los acompañe…

Absolutamente. Él estará ahí mismo, presidiendo los procedimientos, dirigiendo las cosas tranquilamente.

Sólo de ver la manera como fotobombardeaste a U2 con ese salto impresionante durante los Óscares del año pasado, pareciera que disfrutas estos eventos.

Los Óscares fueron muy divertidos. Y sí, salté y brinqué por todos lados.

De lo cual culpas a Ellen DeGeneres, ¿cierto?

Y al vodka.

Parece ser algo recurrente en ti cada vez que te comportas como un niño.

Estoy ebrio. Pero no es verdad. Quisiera poder culpar a las maldades del alcohol y decir “chicos, no hagan esto”. Pero eso… pasa cuando estoy sobrio. Hubiera pasado. Y yo digo “ebrio”, pero tomé un pequeño sorbo de una diminuta botellita. Simplemente fue la euforia de todo eso. Una amiga me dijo literalmente “consigue una foto de U2 si puedes”. No con ellos. Sólo de ellos. Y pensé “no tengo mi teléfono con cámara y no voy a pedir que me tomen una selfie con U2″.

Mostraste una altura impresionante con ese salto.

El chico blanco sí puede saltar.

U2 acudió a este evento el año pasado. Todos ignoraron a las estrellas de cine y se dirigieron directamente hacia Bono.

¿Las estrellas de rock le ganan a las estrellas de cine? Bueno, a menos que estén vendiendo boletos para Hamlet más rápido que un tour con Beyoncé y Jay Z. [la temporada de verano de 12 semanas de “Hamlet” en Londres con Cumberbatch se agotó al instante]. Pero en líneas generales, sí.

Pero todavía pienso sobre lo que aprendí de esas mesas redondas. Lo fundamental que aprendí fue cómo muchos actores dijeron que no hay solamente una forma de abordar el trabajo, lo cual es un alivio para mí. La primera persona que me dijo eso fue Meryl Streep. Estábamos haciendo “Las Vueltas de la Vida” y dije, “odio hacer esto pero es una oportunidad para hablar sobre tu proceso. ¿Cómo comienzas? Interpretaste la depresión, el alcoholismo, el cáncer, el duelo, tantos estadios. Es tan ricamente cómico y profundamente perturbador al mismo tiempo”. Y ella dice [Cumberbatch hace una personificación exacta de Streep], “En realidad no tengo sólo una forma de abordar. No podría hacer la mitad de las cosas que he hecho si sólo tuviera una forma de trabajar. A veces es de afuera hacia adentro, a veces es de adentro hacia afuera”. Y pensé, “Oh, Dios. ¡La adoro!”

¿Qué consejo práctico tienes para negociar en Hollywood? ¿Qué es lo mejor que has escuchado?

“Siempre toma [la avenida] Fountain”. ¿No fue Bette Davis quien dijo eso? Eso puede ser útil muchas veces. Porque el tráfico en Sunset… olvídalo.

¿Sólo eso?

He venido resoplando en mi carrera por 10 años. Eso ayuda a prepararte para [toda] la exposición. Y hay cosas ahora que facilitan escaparse de la obsesión con uno mismo. Si tienes a alguien que amas y te dedicas a ellos, y es un amor devoto apropiado -como lo tengo en mi vida- no hay nada mejor que esa tónica. En primera, tienes tu mundo entre tú y esa persona. Pero también, estar dedicado a esa persona te aleja de ti mismo. Hay alguien más importante. No que sea una razón para estar en una relación, pero es un subproducto muy sano de ello cuando estás ejerciendo una profesión tan obsesiva como lo puede ser la actuación.

Paul Thomas Anderson dijo recientemente que también ayuda el tener hijos. Con ellos, te das cuenta de que ya hiciste tu mejor trabajo, por lo que te libera para ser un poco más libre con tu trabajo de día.

Saludo ese principio al ciento por… no, no más que el 100%. No soy Simon Cowell [Cumberbatch se suelta con una personificación de Cowell] “¡Ciento cincuenta por ciento!” No hay tal cosa. Me pongo muy ñoño cada vez que él hace eso en “The X Factor”. Él es brillante y apoyo completamente cada cosa que dice… excepto la parte de la matemática.

Alguna vez dijiste que lo que más te lamentas es no haber sido papá a los 32 años. ¿Por qué 32?

Cuando estaba creciendo, tenía una rara obsesión con que los 32 años era la marca de la adultez y eso era parte de lo que pensé que significaba, inocentemente. Era sólo una corazonada sobre un número. Siempre tuve un poco de “alma vieja”. No me interesaba ser joven. Quiero decir, no era un excéntrico.

Pero estoy contento que no haya sucedido. Las cosas pasan por una razón. Y definitivamente estoy con la persona correcta para eso. Así que no hay lamentos… [Se acerca el actor David Oyelowo, quien interpreta a Martin LutherKing Jr. En “Selma”]. ¡David! ¿Cómo estás? Tu nuca está por todas partes. Mientras iba manejando, te veía por doquier.

Oyelowo: Tengo una de las nucas más famosas de la historia. Pero tú… Ricardo III, Hamlet, Sherlock… ¿existen tres tus? Nos estás poniendo la vara demasiado alta. Es difícil seguirte el ritmo.

Cumberbatch: Lo que temo es que si el trabajo se diluye, la gente dirá “bien, es que se echó encima demasiadas cosas”. Pero para ser honesto, simplemente no puedo rechazar esas oportunidades.

Oyelowo: De alguna manera, no creo que la gente vaya a decir “intentó abarcar demasiado”. [Los dos hablan un poco más antes de que Oyelowo se despidiera. Le digo a Cumberbatch, quien todavía no ha visto “Selma”, que algunos han dicho que la película no es justa con el presidente Lyndon B. Johnson. “El Código Enigma” también obtuvo su artillería, con algunos críticos diciendo que la película debió haber mostrado la sexualidad de Turing en pantalla].

¿Cómo mantienes el equilibro entre el legado y la narración en películas basadas en hechos como la tuya y “Selma”?

No puedes hacer lo uno sin lo otro. El argumento con la nuestra, el que no lo ves siendo sexualmente activo, me mortifica porque no fuimos tímidos. No estoy interesado en la vanidad de un personaje o en mi propia vanidad como actor. La idea de que por un segundo quisiera hacer eso, o que la película quisiera hacer eso, es perversa.

Toda la estructura de la película trata sobre el mostrar a un hombre que tenía una vida que no le era permitida. Entonces qué, ¿tienes que probar que él era gay al verlo con otro hombre? Si era algo que necesitábamos ver porque era una buena parte de su vida es otro argumento, pero yo replicaría que en nuestro paradigma, se hubiera visto como añadido por no dejar; se hubiera visto de mal gusto.

Podría haber otra película sobre ese aspecto de su vida.

Hay tantas películas que se pueden sacar de su historia. Nosotros sólo tenemos dos horas. Está bastante cargada, nuestra película. En un momento es un thriller de espionaje durante la guerra, al siguiente es una historia trágica sobre un hombre tratado injustamente por una sociedad intolerante; al siguiente es una celebración de alguien que es diferente.

Todos tienen una versión de la historia que quieren ver y yo lo respeto por completo. Y, obviamente, ellos van a tener que respetarme por ponerme a la defensiva porque estoy en medio de todo esto, tratando de ser justo e íntegro en mi retrato de este gran hombre.

Anuncios

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.