¿Recuerdan que el tatarabuelo de Benedict estuvo involucrado en las revueltas de Smyrna? El Jewish Chronicle en línea acaba de publicar un artículo al respecto que Lu V. ha traducido para ustedes:

Benedict Cumberbatch y el caso de la difamación sangrienta.

Es conocido por interpretar a Sherlock Holmes – y resulta que resolver misterios es una tradición familiar para Benedict Cumberbatch, cuyo tatarabuelo ayudó a frustrar un derramamiento de sangre en el siglo XIX.

Durante el verano de 1872, Robert William Cumberbatch estaba sirviendo como cónsul británico en Turquía, cuando una mujer acusó a los judíos de la ciudad de Smyrna de secuestrar y torturar a su hijo. De acuerdo con el reporte del JC, comenzaron los motines anti-judíos, pero cesaron después de que Cumberbatch “llevó a cabo una indagatoria… y comprobó que ella era de mente poco sana”.

Cumberbatch estaba claramente convencido que los judíos merecían su ayuda, escribiendo después: “Sinceramente confío en que no puede estar muy lejano el día en que la nación judía alrededor del mundo sea respetada de la misma manera como lo es en nuestra propia feliz nación”.

Esa no fue la primera vez en que intervino en nombre de los judíos de Smyrna, hogar de miles de judíos y sitio de frecuentes conflictos entre la población griega y los gobernantes otomanos. Cuando Cumberbatch murió durante su cargo en 1876, el jefe rabí local y otros notables judíos asistieron al funeral y el JC comentó que la comunidad “había sufrido una gran pérdida” de alguien que “los había amistado en todo momento”.

Su intervención más significativa ocurrió en 1872, en Pesach, cuando los griegos de Smyrna acusaron a los judíos de asesinar a un niño y atacaron el cuartel judío, matando a dos personas. De acuerdo con un reporte de JC, “la mafia griega” amenazó con “quemar la ciudad entera y masacrar a los judíos”.

El Sr. Cumberbatch se presentó ante las autoridades, yendo a tales extremos que el secretario de la Asociación Anglo-Judía, Herbert Lousada, escribió a The Times para elogiarlo por haber “protegido a las víctimas como si hubieran sido sus correligionarios”.

En un comunicado a la Britania del 22 de junio de 1872, el Sr. Cumberbatch mencionó que “las medidas (…) han surtido el efecto deseado de poner un alto casi completo a la animosidad exhibida por los griegos hacia los judíos de Smyrna”. Él no fue el único miembro de la familia Cumberbatch que veía favorablemente a los judíos. Un reporte de JC de 1909 menciona que el hijo de Robert, Henry Arnold, cónsul de Beirut, inspeccionó la escuela de la Alianza Judía Israelí en la ciudad y la evaluó grandemente, asegurando su financiamiento.

Anuncios