Amazing Grace (reseña de la película). *Spoilers*


Amazing Grace: La historia de un puñado de personas que lucharon por un mundo mejor.

Reseña presentada por Lu V.

La premisa de Amazing Grace es la pugna del político y activista inglés William Wilberforce por abolir la esclavitud en la Gran Bretaña de fines del siglo XVIII y principios del XIX. Uno se imaginaría impresionantes escenas con látigos, cadenas, torturas y humillaciones, como en Amistad» o 12 Años Esclavo. Nada de eso. De hecho, apenas aparecen esclavos y los testimonios sobre el trato inhumano que recibieron durante siglos son mayormente orales. El director Michael Apted aborda el tema de forma no tan gráfica como las películas antes mencionadas y se centra en reflejar el horror de la esclavitud a través de los ojos de Wilberforce. El resultado es, a mi parecer, impactante y conmovedor.

10410897_10202974635381065_7212124279864196824_n

Vemos al principio a un William Wilberforce abatido, agotado, padeciendo una fuerte colitis provocada por su estresante actividad, y en parte embotado por el láudano prescrito para el dolor. Frustrado después de años de lo que él considera una lucha perdida, decide tomar un descanso en casa de su primo Henry Thornton y su esposa Marianne, cerca del tradicional Bath, un lugar de cura en la campiña inglesa. El intento de sus primos por emparejar al solterón William con la joven Barbara Spooner termina en desastre, pero pronto se dan cuenta de que tienen demasiado en común.  Barbara comparte los ideales de Wilberforce y él comienza a contarle lo que ha sido de su vida durante los últimos diez años. Nos transportamos entonces a su narración, al inicio de su aventura como un joven recién egresado de Cambridge, indeciso ante el prospecto de seguir una carrera política o dedicarse de lleno a la vocación religiosa que siempre tuvo.

Es su amigo y compañero de Cambridge, William Pitt  El Joven, quien definiría el destino de Wilberforce. Aunque idealista como su amigo, William Pitt es mucho más ambicioso y a los 24 años se convertirá en el Primer Ministro británico más joven de la historia. Desea a toda costa mantener a Wilberforce a su lado y le concede, a los 21 años, un asiento en la Cámara Baja del Parlamento Británico. Ambos jóvenes sienten el mismo rechazo hacia el próspero comercio de esclavos, pero mientras que Wilberforce no está muy seguro de lo que podría hacer al respecto, el pragmático Pitt le presenta a notables figuras del movimiento antiesclavista, entre ellos, Olaudah Equiano, ex-esclavo que compró su libertad para dedicarse luego a escribir sus memorias. Wilberforce se resiste al principio ante lo que siente como una imposición de Pitt, pero éste no cederá. Haciendo alusión al talento de su amigo para cantar, le dice: «¿Piensas utilizar esa bella voz para cantarle a Dios… o para cambiar el mundo?». 

Amazing Grace (2006)
Amazing Grace (2006)

Wilberforce todavía acude a su antiguo mentor antes de tomar una decisión. John Newton pasó su juventud sirviendo en barcos mercantes de esclavos, pero después, arrepentido y perseguido por «veinte mil fantasmas de esclavos», se convierte en hombre de fe. Aunque no desea recordar sus días como esclavista, Newton anima a su protegido a iniciar una lucha por la abolición de la esclavitud, la cual, advierte, no será fácil. Y tenía razón, no fue fácil, pero el destino había reunido ya a este puñado de personas dotadas de una determinación y una integridad excepcionales, marcando el principio del fin de uno de los capítulos más oscuros en la historia del hombre.

 

Sin contar con grandes efectos especiales, Amazing Grace cuenta con una producción y escenarios de primera y los recursos más sencillos nos llevan a imaginar los peores horrores, como cuando Wilberforce logra mediante engaños acercar a un grupo de parlamentarios y sus esposas a un barco de esclavos, el Madagascar. Por sus reacciones se evidencia el nauseabundo olor que despide el galeón y las palabras de Wilberforce llevará a los personajes (y a esta espectadora) a las lágrimas: «Es el olor de la muerte… quiero que recuerden ese olor… recuerden al Madagascar… recuerden, Dios nos hizo iguales a todos”.

La película nunca se sintió tediosa o aburrida, en parte por su narración sencilla y fluida (veo que Michael Apted también dirigió otra de mis películas favoritas, Coal Miner’s Daughter, igual de fluida y bien ambientada). Pero lo mejor es el reparto, comenzando con Ioan Gruffudd, quien ofrece como el apasionado William Wilberforce lo que es a mi parecer su mejor actuación. El talento de este excelente actor galés ha estado un tanto desperdiciado en papeles y producciones de segunda, por lo que es un gusto poderlo ver aquí. Y sorprende de igual forma escuchar su potente voz interpretando la canción Amazing Grace a capella, algo que también dejó impresionado al director.  

Romola Garai como Barbara Spooner logra proyectar de manera convincente tanto la delicadeza de las damas de la época, como la determinación de alguien que no se dejará amedrentar por nada ni por nadie. William Pitt El Joven es interpretado por Benedict Cumberbatch, y como es usual, es una actuación impecable. Su porte elegante, su dicción y sus movimientos hacen que se vea más regio que la misma realeza, lo cual me imagino debió haber sucedido con el Pitt original para haber alcanzado tan alto cargo a tan temprana edad. El veterano Albert Finney fue sin duda una acertada selección para interpretar a John Newton, pues sus breves apariciones son arrolladoras. Youssou N’Dour en el papel de Olaudah Equiano fue una agradable sorpresa, ya que hasta ahora sólo me era familiar como cantante. Su aparición también es breve, pero brillante.

No quiero dejar de mencionar que en mi ignorancia sobre el tema, me preguntaba si el título de la película tendría algo que ver con la bella melodía tradicional del mismo nombre. Resulta que lo tiene que ver todo. Amazing Grace fue compuesta por John Newton (interpretado por Albert Finney) como agradecimiento hacia Dios por haberlo perdonado a pesar de los terribles pecados que cometió. Se me antoja un muy adecuado título para esta película, a la cual en una puntuación de 1 a 10, le doy un 11.

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.